¡Algunas curiosidades de la época favorita de todos, la comedera de Navidad!

¡Algunas curiosidades de la época favorita de todos, la comedera de Navidad!

¡Ya se acercan las fechas navideñas y como buen mexicano sabemos que son épocas de pura comedera! Ya sea dulce o salado, en las mesas de los mexicanos siempre hay muchas opciones para la cena, cada familia tiene preferencias y platillos diferentes pero siempre coincidimos en que todo lo que cenamos es delicioso. Aquí abajo te dejamos algunos datos interesantes de los platillos que cenamos en estas épocas llenas de festejo y tradición.

Cada uno de los platillos que se sirven en una típica cena navideña mexicana tiene una razón que va desde la demostración de la riqueza hasta la devoción religiosa. A continuación, algunos datos que tal vez no sabías de la cena de Nochebuena. 

Pavo

Los aztecas lo conocían como guajolote, es una palabra proveniente del náhuatl y significa “payaso de agua”o “payaso de la selva”. Las culturas antiguas mexicanas no celebraban la navidad, ellos celebraban el solsticio de invierno pues significa el comienzo de un nuevo ciclo.

El tradicional pavo fue introducida a españoles durante la conquista, ellos lo llamaban Ave de Indias por el parecido que hallaban con las aves orientales.

Fue entonces hasta el año 1528,cuando Fray Pedro de Gante tuvo la idea de festejar la primera navidad en México, convenciendo al pueblo ha adoptar esta tradición europea.

Es entonces como el pavo, se convierte en un producto económico y sustancioso para alimentar a una gran cantidad de personas durante las fechas decembrinas.

Romeritos

Los romeritos son un “quelite”, derivado del náhuatl quilitl, que significa “hierba comestible”, y son el ingrediente principal del plato que nunca falta en nuestras mesas cada Navidad, en la cena de fin de año y en Cuaresma.

Durante la época prehispánica, los quelites eran plantas muy valoradas por los aztecas y hoy en día siguen siendo un alimento muy importante para la gente del campo, por sus grandes beneficios nutricionales y medicinales.

Para la llegada de los españoles, eran vistos como maleza, ya que crecían entre las milpas o en las orillas de los caminos, lo cual disminuyó un poco su consumo.

Sin embargo, nadie se imaginaría en lo que llegaron a convertirse: en uno de los platillos que nos dan identidad y tradición en Navidad.

Bacalao

 La costumbre de comer bacalao fue heredada de los españoles, específicamente de los vascos que lo pescaban en el Atlántico y lo conservaban, al igual que los vikingos, con sal. A su llegada a México, la receta se “tropicalizó” y se le agregó jitomate y chile.

Deja un comentario